Cuando tu ex terminó contigo, creyó que te comportarías como la mayoría de nosotros. Pensó que le llamaría a cada instante rogándole amor, que le enviarías mensajes de texto diciéndole cuánto le amas, que le escribirías por whatsapp pidiéndole quedar en algún sitio o que aparecerías frente a su puerta para que te preste algo de atención. 

Lo común es que actúes por impulso y caigas en el juego de arrastrar tu dignidad a cambio de alguna señal de amor de tu ex, tal y como espera que hagas. Sin embargo, cuando te comportas de otra manera, le tomas por sorpresa y provocas que el monstruo que lleva dentro salga de cacería, literalmente.

En la guía del contacto cero te conté que sienten inseguridad en su nueva vida porque salieron de su zona de confort (tú) y porque ahora se encuentran en otra zona que no conocen y no les garantiza la misma seguridad que tú le dabas. En la misma guía te conté que tú eres la seguridad que necesita para probar su nueva vida con confianza, porque entiende que si sus planes no salen como lo esperaba, siempre tendrá la opción de regresar contigo cuando le dé la gana, porque sabe que siempre estarás ahí esperando su retorno.

Eso quiere decir que tu amor incondicional hacia tu ex, le da más confianza para alejarse de ti. Y mientras más tiempo pases enganchado de tu ex, más rápido se acostumbrará a su nueva zona de confort hasta convertirla en su zona de confort oficial, y cuando eso pase, tus chances de recuperarla serán nulas.

Eso significa que tu ex necesita que te comportes así para afianzar su seguridad en su nueva vida.

¡Ahora al punto!

¿Cuántas veces vas a cometer los mismos errores que te impiden volver con tu ex?

No puedes esperar resultados diferentes si continúas haciendo lo mismo… lo mismo que el 97.3% de las personas que no logran recuperar a su ex porque no conocen las estrategias correctas.

Aprende cómo recuperar a tu ex La guía es gratis pero de alta calidad

Tu ex es un monstruo que se alimenta de tu dolor, de tu tristeza, de tu nostalgia, de tu anhelo, de tu dependencia emocional, de tu sufrimiento y vacío existencial. Es un monstruo que necesita que sufras para sentirse bien. Necesita que supliques amor para sentir seguridad. Quiere verte arrastrándote para confirmar que aun te tiene bajo sus pies. Ese monstruo quiere que le ames hasta la eternidad, no para volver contigo ni porque te ama, sino porque verte así le hace más fuerte y afianza su decisión.

Tu ex hará lo que sea necesario para conseguir su alimento. Te dará me gusta en Facebook, lanzará indirectas por Instagram o publicará una fotografía de su gran noche de fiestas. Esos tanteos te hacen sufrir, pero a tu ex le hacen más fuerte. Te confunden, pero tu ex siente más seguridad.

Es un comportamiento irracional. ¿Por qué te quiere ver sufrir alguien que compartió su vida contigo?, la verdad es que lo hace inconscientemente y no se detiene a pensar en el daño que te hace, y eso le convierte en un ser egoísta.

Tu ex pareja es un monstruo egoísta porque no piensa en ti, sí en su seguridad. No considera tu sufrimiento, sí en elevar su ego. 

Por eso sientes que tu ex te trata como si fueras un extraño. Por eso te dijo palabras falsas, crueles y dolorosas cuando terminó contigo, como si quisiera verte sufrir. Por eso no entiendes su cambio radical cuando le encuentras en persona, es como si fuera otra persona. Por eso no entiendes cómo pasó de tratarte con amor a ser cruel e indiferente contigo.

Lo gracioso de todo esto es que cuando dejas de alimentarla, se convierte en un monstruo más grande, más egoísta y más peligroso. Cuando aplicas el contacto cero y dejas de espiar sus redes sociales, de llamar, enviar mensajes de texto o merodear por su casa, en lugar de respetar tu decisión y dejarte en paz (ya que además, fue quien terminó contigo), de manera irracional e ilógica, hará todo lo posible para evitar que le olvides. 

Por eso es que si le llamas o le escribes, te rechazará y tratará cortante, como queriendo que le dejes en paz, pero si decides alejarte, es probable que tu ex pareja busque la comunicación. Es decir, no quiere estar contigo, pero sí que estés ahí.

¡Que monstruo tan egoísta! 

Cuando no se lo pones fácil, el monstruo egoísta se ve en la necesidad de poner sutiles trampas para conseguir lo que quiere, conocidas como tanteos.

Por eso es normal que te tantee cuando aplicas el contacto cero. Que te pregunte cómo estás, qué ha sido de tu vida o te de un simple me gusta en Facebook. Su objetivo es conseguir alimento: que le demuestre que sigues pendiente.

Si no caes en la trampa, colocará otras más peligrosas.

Es posible que te diga que te quiere, que te extraña o que despertó pensando en ti. Tu ex quiere que llames enseguida y le digas que tú también le amas o extrañas.

Luego, puede ser que te diga que está considerando volver contigo o algo similar. Lo correcto es no alimentar el monstruo e ignorar el mensaje, porque si respondes, te hará saber que no era cierto. Tú sufrirás por la desilusión y tu ex alimentará su ego.

Cuando no le das nada de alimento a pesar de sus engaños, solemos ser víctimas de trampas mortales. Puede ser que te diga literalmente que quiere volver contigo y te pida perdón por todo lo que hizo. Tu piensas que nadie puede ser tan cruel para jugar con algo tan serio, caes en la trampa, asistes al encuentro y te llevas la sorpresa de que sólo te utilizó para alimentar el monstruo egoísta que lleva dentro. Si no me crees, lee la historia de cómo recuperé a mi ex dos veces.

¡Así de irracional puede ser el comportamiento de tu ex!

Por eso no debe sorprenderte si un día:

  • Te dice que eres lo peor que le ha pasado, para que sufras.
  • Te echa la culpa por arruinar “la linda relación que tenían”.
  • Aparece en tu casa o en tu trabajo sólo para ver cómo reaccionas.
  • Deja llamadas perdidas sólo para ver si le devuelves.
  • Escribe mensajes sin sentido para que le preguntes qué quería decir.
  • Te da likes en facebook para confundirte.
  • Publica indirectas en su perfil de whatsapp para que entres en pánico y le escribas.
  • Le ves en la calle y te trata como a un desconocido.
  • Le llamas y te trata cortante.
  • Utiliza los espías para enviarte mensajes
  • Entre otras más.

Cuando experimentes ese comportamiento ilógico y egoísta de tu ex, sentirás que está poseída por alguien más, porque no se parecerá en nada a la persona con quien compartiste tu vida. Le darás mil vueltas tratando de averiguar por qué actúa así, y cuando te rindas, te darás cuenta que tu ex pareja es un monstruo egoísta que quiere verte sufrir para alimentarse cada día.

Mi consejo es que pares de alimentarla con tu dolor y te enfoques en recuperarte.