Seré franco. Nadie ha recuperado a su ex suplicando amor, demostrando que ha cambiado o fingiendo indiferencia. Si funcionara así, todos volveríamos el mismo día de la ruptura. Quienes lo han logrado cumplieron dos objetivos concretos: reconstruyeron su vida y removieron la zona de confort de su ex.

En este artículo te enseñaré cómo cumplir ambos.

Cómo recuperarle

Para que existan posibilidades reales de recuperar a tu ex debes cumplir dos objetivos:

  1. Reconstruir tu vida
  2. Remover la zona de confort de tu ex

1- Reconstruir tu vida

Quiero ser contundente. Si no reconstruyes tu vida es casi imposible que recuperes a tu ex. En caso hipotético de que lo consigas, te aseguro que la relación durará menos que un gusano en un gallinero. En el mejor de los casos será un infierno para ti.

La ruptura dejó heridas. Tal vez provocó inseguridades, baja autoestima, poco rendimiento laboral, apariencia descuidada, desánimo para hacer lo que antes amabas, entre otras. Es normal, a todos nos sucede igual.

¿Cuántas veces vas a cometer los mismos errores que te impiden volver con tu ex?

No puedes esperar resultados diferentes si continúas haciendo lo mismo… lo mismo que el 97.3% de las personas que no logran recuperar a su ex porque no conocen las estrategias correctas.

Aprende cómo recuperar a tu ex La guía es gratis pero de alta calidad

Si por alguna razón del destino volvieran a tener una relación amorosa, las probabilidades de que esa oportunidad de oro se eche a perder, son altas. Todas las heridas te obligarán a tirar tu dignidad por el suelo para que nunca termine contigo otra vez.

Aceptarás o harás cosas que, en condiciones normales nunca aprobarías. Los cinco minutos sin responder por whatsapp se convierten en señales de que no te ama. Salir con el sexo opuesto es sinónimo de ser infiel. No decir que te ama cada minuto te enloquece. Puede que todo sea cierto, pero tus heridas no te dejarán analizar con claridad. Lo probable es que todo se torne tóxico y la relación termine otra vez.

Lo mejor es que regresen cuando tu vida esté reconstruida para que tengan una relación sana y duradera.

2- Remover la zona de confort de tu ex

Imagina que debes cruzar un puente hacia una zona desconocida. Lo normal es que sientas temor porque no conoces lo que puedes encontrar. Después de pensarlo decides arriesgarte porque sabes que si algo no sale bien, puedes regresar a la zona segura donde estabas. Siempre tienes dos opciones, avanzar o retroceder.

Pero… ¿Qué pasaría si desapareciera la zona segura cuando estás en el medio del puente? Ya no tendrías plan B. Dejarías de sentir la seguridad que te brindaba saber que pase lo que pase podrías regresar. La incertidumbre de no conocer lo que te espera al otro lado te daría miedo. Tu única opción sería avanzar, o en caso desesperado, rezar para que reaparezca la zona segura.

Si estás en el medio del puente y sientes que la zona segura está a punto de desaparecer, te lo pensarías dos veces antes de seguir avanzando, porque eso supondría quedar sin plan B, con la única opción de avanzar hacia la zona desconocida.

Ahora al punto.

Los cambios generan incertidumbre porque no están dentro de nuestra zona de confort. Por eso fue que tu ex tardó tanto en terminar la relación. Por el mismo motivo cuando deciden terminar una relación es porque ya tienen otra persona. (no siempre)

Tu eres la zona segura. Su nueva vida es la de incertidumbre.

Tu ex no sabe si sus nuevos planes funcionarán. Enfrentar la vida sin ti le puede generar inseguridad. Por eso intentan mantenerse cerca de ti mientras cruzan el puente. Se acercan y conocen el nuevo lugar con la seguridad de que si algo no le gusta, siempre pueden regresar contigo, a su zona segura.

Te lo digo directo: Tu ex pareja sabe que puede volver contigo cuando le dé la gana. Por eso siente la seguridad de andar por ahí probando y probando con su nueva vida. Si algo algo no funciona como lo esperaba, siempre estás tú para volver a su zona de confort.

Quizás ahora estás pensando que quedarte esperando es un buen plan, porque si las cosas no funcionan, regresará corriendo a tus brazos. Hasta suena lógico, ¿cierto?

Error. Cuando el plan no funciona, busca otro. El otro no funciona, pues diseña otro. Nunca tendrá motivos para volver contigo porque sabe que estarás ahí por siempre.

Tu dependencia le da más razones para no querer volver contigo.

Te lo explico directo: 

Si tu ex vuelve contigo no podrá conocer personas nuevas. No podrá tener sexo con quien desee. No podrá tomar riesgos en su vida porque si le descubres y le mandas a la mierda, se quedaría sin alguien que le garantice una zona de seguridad. No tendría cómo llenar el vacío que tú dejarías.

Si tu ex lo hace al revés, el escenario se transforma a su favor. Conocer personas y tener sexo con quien desee, salir de fiestas y gozar la vida. Sabe que si en algún momento algo sale mal, simplemente puede volver contigo, a su zona segura.

¿Me sigues?

La única manera de romper ese esquema egoísta es aplicando el contacto cero para reconstruir tu vida. Cuando lo hagas dejarás de sentir la necesidad de recuperar la relación y tu ex percibirá que no podrá volver contigo cuando se le antoje.

Si eres un plan B, nunca eres una opción real

Por eso es que reconstruir tu vida es el objetivo principal que debes cumplir para recuperar a tu ex pareja. Porque mientras seas un plan B, nunca serás una opción real. Porque cuando dejas de ser un plan B, desaparece la zona segura de tu ex y le obligas a tomar una decisión. Avanzar o retroceder.

En ese escenario sin zona segura. Sin alguien que esté ahí si su nueva vida no sale como lo esperaba. ¿Crees que tu ex prefiera volver contigo o crees que siga avanzando hacia la zona de incertidumbre?

No prometo milagros, pero las probabilidades de que desee regresar contigo son más altas que antes.

Y en este punto es donde entra el juego el contacto cero; la única forma de dejar de ser la zona segura de tu ex.